30 x 30 - Florida Conservation Voters
Skip links
La Campaña 30×30 es un esfuerzo global para conservar al menos el 30% de nuestras tierras y océanos para el año 2030.

Abogar por la protección de las tierras y el agua gira en torno al trabajo de políticas de FCV. Florida es un lugar como ningún otro, con tierras y recursos hídricos invaluables que deben protegerse. A medida que nuestra población continúa creciendo y el desarrollo se extiende hacia afuera, es fundamental que prioricemos la conservación de la tierra que salvaguardará los valiosos recursos naturales de nuestro estado para las generaciones venideras.

Trabajando en conjunto con nuestro aliado nacional, la Liga de Votantes por la Conservación, la campaña 30×30 evalúa las tierras y las aguas de acuerdo con su estado de protección y analiza en qué medida los planes de manejo existentes imitan las condiciones naturales. Luego, utilizamos este análisis para garantizar la protección permanente de estas áreas naturales y brindar asesoría sobre planes de manejo que respeten y mejoren sus condiciones naturales.

Las áreas naturales son vitales para la supervivencia humana. Además de sustentar una infinidad de especies de plantas y animales, las aguas y las tierras protegidas brindan numerosos beneficios a las personas, que incluyen el aire y el agua limpios, y ayudan a estabilizar el clima. El famoso ecologista E.O. Wilson ha demostrado que necesitamos proteger la mitad de nuestra tierra para mantener nuestra población humana. Actualmente, solo el 15% de nuestra tierra y el 7% de nuestros océanos están protegidos a nivel mundial. La destrucción adicional de áreas naturales estrechará aún más nuestros recursos hídricos, agotará nuestros suministros de alimentos y contribuirá a un clima más cálido e inestable, lo que nos pondrá en mayor riesgo de desastres naturales y climáticos.

Florida y nuestra nación deben dirigir las acciones para proteger nuestras áreas naturales para las generaciones futuras. Los sistemas tropicales y subtropicales únicos de Florida incluyen numerosos tipos de hábitats que sirven para múltiples usos y requieren un manejo especializado.

FCV trabaja con la Liga de Votantes por la Conservación y sus afiliadas estatales para aumentar los fondos para los programas de conservación federales, estatales y locales. A través de la campaña 30×30, enfocamos nuestros esfuerzos de conservación en tierras de importancia crítica que brindan servicios ecosistémicos de los que depende la gente de Florida. Trabajamos para llenar los vacíos, priorizando el acceso a parques en áreas urbanas y terrenos que brindan conectividad de hábitat en todo el entorno. Buscamos mejorar las protecciones en tierras de propiedad pública, garantizando que estas tierras se gestionen adecuadamente teniendo en cuenta la conservación. A medida que continuamos con nuestros esfuerzos de conservación en todo el estado, creemos que nuestro enfoque no debe estar simplemente en cuanta tierra se puede proteger, sino en que se protege la tierra correcta.

Además, muchas de las áreas de conservación de Florida todavía permiten la perforación de petróleo y gas, la extracción de madera u otros métodos de extracción como el fracking. El manejo para reducir las especies no nativas, como las malezas acuáticas, puede depender de controles químicos, que contaminan las masas de agua cercanas y tienen el potencial de infiltrarse en nuestras fuentes de agua potable. La invasión por el desarrollo urbano de las áreas de conservación puede requerir la supresión de los incendios que ocurren naturalmente, alterando las condiciones necesarias para que prosperen muchas plantas nativas.

A través de la campaña 30×30, FCV trabajará con agencias y aliados para explorar si algunas de estas actividades podrían modificarse para imitar mejor las condiciones naturales y cómo fortalecer las protecciones para que nuestras valiosas aguas y tierras se conserven para las generaciones futuras de personas y de la vida silvestre. FCV seguirá buscando formas de reducir la extracción de petróleo y la extracción de combustibles fósiles sucios, mejorar la protección en áreas naturales existentes y abogar por un incremento general en la protección de las tierras y el agua.